dentada-logo
page-title-bg

Intervención quirúrgica

intervención cirugía ortognática

La intervención quirúrgica

Al tratarse de un tratamiento combinado en el que están implicados dos profesionales -el ortodoncista y el cirujano maxilofacial-, es fundamental una buena comunicación y coordinación entre ambos.

El día de la cirugía, el ortodoncista deberá estar presente y el médico interpretará las medidas presentadas por él. De esta manera, podrá aplicarlas a los huesos y realizar así la intervención.

La operación tendrá una duración de cuatro horas aproximadamente y se realizará bajo anestesia general.

En ella, lo que hará el cirujano será actuar sobre el maxilar o la mandíbula, realizando cortes y movimientos en los huesos. Todo ello lo hará mediante incisiones intraorales para no dejar ninguna cicatriz visible.

Una vez que ha colocado dichos huesos maxilares en una posición y un tamaño armónicos, los fijará en el nuevo lugar mediante miniplacas y tornillos de titanio.


Aunque los primeros días tras la intervención sean duros, te recomendamos que no desestimes el tratamiento por este motivo. Una vez pasado este periodo, los pacientes aseguran que merece la pena debido a la notable mejora que experimentan durante el resto de su vida


Postoperatorio

La recuperación del paciente desde que termina la cirugía bucal hasta que puede llevar una vida relativamente normal dura aproximadamente un mes.

Y, más concretamente, la baja laboral se extiende por un periodo de dos a tres semanas, aunque depende del tipo de trabajo desempeñado por cada paciente.

Si la persona ejerce una ocupación muy activa, que conlleva cierto riesgo o que requiere hablar mucho, necesitará un tiempo de recuperación mayor.

Es decir, un deportista, un policía o una persona que trabaje hablando de cara al público tendrá una baja mayor que alguien que está en una oficina, por ejemplo.

Dentro de esta etapa postoperatoria, las dos primeras semanas son las más complicadas. Eso sí, a los profesionales nos resulta relativamente sorprendente el hecho de que los pacientes aseguren que no sienten dolor.

Sin embargo, sí presentan hinchazón facial y encuentran algunos inconvenientes en su rutina diaria:

  • Apenas pueden comer: solamente ingieren alimentos fríos mediante pajitas y jeringas
  • Necesitan llevar puestos unos elásticos durante todo el día
  • Tienen dificultades al respirar, por lo que no se pueden tumbar completamente
  • No hablan con normalidad

Transcurridas las dos primeras semanas comienza a notarse la progresión. Es decir, los pacientes pueden empezar a ingerir dieta blanda y solamente necesitan usar los elásticos unas horas al día. Por tanto, su rutina se vuelve más cómoda.

Aunque leyendo estas líneas el proceso de recuperación pueda parecer lento y excesivamente incómodo, lo cierto es que las molestias se manifiestan durante un periodo corto de tiempo.

Es decir, los primeros días son duros para el paciente. Sin embargo, una vez pasado este periodo, las personas a las que hemos tratado aseguran que la intervención maxilofacial merece la pena si se tiene en cuenta la notable mejora que experimentan durante el resto de su vida.

Para más información sobre este tratamiento, no dudes en contactar con nosotros. En Clínica Dental Sara Moreno en Almendralejo, estamos a tu disposición.

Whatssap
Utilizamos cookies de terceros, de servicios de análisis, afiliación o redes sociales. Si continuas navegando, aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la Política de Cookies.
ACEPTAR | CANCELAR | Política de Cookies